¿Cómo se pueden aliviar las hemorroides?

¿Cómo se pueden aliviar las hemorroides?

La trombosis hemorroidal es la principal causa del dolor insoportable que a veces causan las hemorroides, y también va ligada a otras molestias, como el escozor y la hinchazón. Suele producirse en las hemorroides externas y en las hemorroides internas que quedan estranguladas al protruir por fuera del ano. Te explicamos cómo se producen y cuáles son los mejores consejos para las hemorroides trombosadas.

¿Cómo se producen los trombos hemorroidales?

Un trombo es un coágulo de sangre que tapona la circulación sanguínea. Este produce inflamación, agrandamiento de la hemorroide y dolor. A su vez, estos pequeños coágulos se producen por una mala circulación previa.

La luz o espacio interior de las venas de la zona del recto puede verse reducido a causa de la presión y el roce en las venas hemorroidales, por ejemplo a causa del estreñimiento. Al disminuir este espacio, la circulación sanguínea se ve entorpecida, produciéndose acumulaciones que favorecen los coágulos.

¿Qué puedo hacer para aliviar las hemorroides trombosadas?

En la mayoría de ocasiones, las hemorroides se resuelven al cabo de unos pocos días sin necesidad de intervención médica, aunque las molestias durante el tiempo que duren pueden ser muy intensas. Para aliviar los síntomas de las hemorroides trombosadas, puedes aplicar los siguientes consejos:

  • Toma baños de asiento tras las deposiciones. Se trata de sumergir la zona anal en agua tibia para favorecer la circulación sanguínea. Entre 10 y 20 minutos cada vez reducirán el dolor tras ir al baño.
  • Aplícate hielo o gel frío en la región dolorida. Eso sí, nunca pongas el hielo en contacto directo con la piel, hazlo siempre envuelto en un paño. El dolor es un buen método para reducir el dolor sin fármacos.
  • Aplícate una pomada rectal específica para las hemorroides que contenga entre sus principios activos un anestésico tópico, como la lidocaína. Este remedio actúa directamente en la zona dolorida y proporciona alivio en unos pocos minutos.
  • Si el dolor es muy intenso, puedes consultar con tu farmacéutico acerca de tomar un analgésico oral que te ayude a sobrellevar el dolor de las hemorroides trombosadas.
  • Finalmente, si no consigues mejorar tus síntomas en pocos días o aliviar el dolor mediante estos consejos, consulta con tu médico. Es posible que pueda prescribirte fármacos orales o incluso realizar una intervención ambulatoria para eliminar el trombo.

No obstante, recuerda que el mejor remedio, siempre, es la prevención. Por eso, si sientes las primeras molestias de las hemorroides, no lo dejes más: aplícate una pomada para las hemorroides que proporcione alivio y te ayude a mejorar la circulación hemorroidal y, además, pon en práctica los siguientes consejos:

  • Evita estar sentado o en pie durante horas seguidas. Da cortos paseos, cambia de postura y haz algún ejercicio (por ejemplo, estiramientos), al menos una vez cada 2 horas.
  • Bebe suficiente agua.
  • Aumenta tu consumo de vegetales y cereales integrales para mejorar la ingesta de fibra y favorecer un buen tránsito intestinal.
  • Evita el roce en la zona anal: viste prendas más holgadas y evita actividades como el ciclismo durante una temporada.

Con estos consejos y un tratamiento adecuado a tiempo, seguro que podrás evitar el dolor insoportable de las hemorroides trombosadas.