Pomada para las hemorroides: ¿cómo actúa?

Pomada para las hemorroides: ¿cómo actúa?

El tratamiento para las hemorroides por antonomasia es la pomada rectal, ya que procura un alivio rápido. Se trata de un remedio con principios activos que actúan localmente para reducir los síntomas de las hemorroides.

¿Pomada o crema para las hemorroides?

¿Sabes qué diferencia hay entre una pomada y una crema? Una crema es una disolución de principios activos en una base que contiene entre de un 60% a un 80% de agua y una pequeña proporción de aceites o grasas. Una pomada, en cambio, es un preparado farmacéutico de principios activos dispersos en una base grasa. Cuanto más parecido en contenido graso a la piel tenga el producto que apliquemos, más fácilmente se absorberán los principios activos que contiene.

La pomada, por tanto, es una forma farmacéutica que permite aplicar principios activos por vía tópica (es decir, en el mismo lugar donde queremos que actúe) de manera muy eficiente, ya que favorece que la piel absorba las sustancias que proporcionan los beneficios y el alivio de las hemorroides.

Principios activos de la pomada para las hemorroides

La mejor pomada para las hemorroides es aquella que ataca los tres principales mecanismos que provocan las molestias: el dolor o escozor, la inflamación y la formación de trombos. Por eso, una pomada para las hemorroides completa debe contener:

  • Un anestésico tópico que alivie el dolor y el escozor en la zona de aplicación, para conseguir un alivio rápido de las peores molestias.
  • Un antiinflamatorio de acción tópica que reduzca la hinchazón de las hemorroides, para reducir su tamaño y favorecer un alivio más duradero.
  • Un fármaco antitrombótico que ayude a prevenir las hemorroides trombosadas y favorezca la disolución de los pequeños trombos que ya se hayan formado. De esta forma, evitaremos los dolorosos trombos hemorroidales y mejoraremos la circulación hemorroidal.

¿Quieres saber cómo ayudan los principios activos de Anso pomada rectal a aliviar tus hemorroides? Aquí podrás encontrar más detalles.

Y no olvides proporcionar un cuidado completo para mejorar tus hemorroides mediante estos consejos.

Pomada rectal: ¿cómo se aplica?

Anso pomada antihemorroidal puede aplicarse de dos maneras, según la extensión de las molestias: en la zona exterior del ano o en el interior del recto.

Siempre antes de la aplicación, debe lavarse bien las manos. A continuación, lavaremos también la zona anal con agua templada y un jabón suave (por ejemplo, un gel para la zona íntima sería lo más adecuado). Después, se deberá secar con una toalla o paño limpios y secos, sin frotar, solo dando unos ligeros toques.

Para la aplicación en la región anal externa, pondremos una pequeña cantidad de pomada en el dedo índice y lo extenderemos, utilizando la punta del dedo para vencer ligeramente la resistencia del esfínter.

Para aplicar la pomada en el interior del recto, utilizaremos el aplicador que se proporciona en el mismo envase. Se enrosca el aplicador en el tubo de pomada y se aprieta hasta que salga una pequeña cantidad de pomada, que utilizaremos para lubricar la inserción en el ano. Una vez dentro, se ejercerá una ligera presión sobre el tubo para aplicar una pequeña cantidad de pomada.

Anso pomada rectal puede aplicarse de 1 a 3 veces al día, según necesidad, y durante un máximo de 7 días. Si los síntomas persisten pasado este tiempo, consulta con un médico.